Barandillas Acero y Balcones Acero

Con el lacado podemos personalizar las barandillas acero y balcones.

Le ofrecemos una amplia gama de barandillas acero, balcones acero, balcones acero galvanizado, barandillas acero galvanizado. Con diferentes perfiles y formas adecuado a sus intereses y necesidades.  Como resultado ser el componente más identificativo de una vivienda o varios bloques de una mancomunidad.

Puede ver nuestros trabajos en la sección de Productos, siempre realizados con la máxima calidad y la completa satisfacción de nuestros clientes.

Acero

 

Barandillas acero
barandillas acero
barandillas acero, balcón de chapa ambasita

Se llama acero a una aleación de hierro con una cantidad variable de carbono. Que va entre el 0,03% y el 1,075% en peso de su composición

La corrosión es el peor aliado del acero. Ya que el hierro se oxida muy fácilmente. Provocando grietas superficiales en la pieza hasta que esta es consumida por la oxidación.

El mantenimiento es necesario. Con el fin de aumentar su vida útil. Además periódicamente hay que proteger el acero de la oxidación con pinturas y barnices.

El acero galvanizado más común es el que deposita una capa de zinc sobre acero. Como el zinc genera un óxido estable, protege al acero de la oxidación. Al exponerse el acero al oxígeno o la oxidación provocada por las aguas o el terreno.

Finalmente debido a esto resulta un material con un acabado más duradero y resistente.

Los recubrimientos galvanizados protegen al acero. Construyendo una barrera que se corroe a una velocidad 10 a 30 veces inferior a la del acero.

Al producirse una inmersión de las piezas en baños de zinc fundido. Evidentemente estas quedan recubiertas tanto por su interior como por su exterior.

El mantenimiento no es necesario. La elevada duración de la protección que crean los recubrimientos de zinc. Supera frecuentemente la vida prevista para las instalaciones de acero galvanizado.

Reciclado del acero.

El acero se puede reciclar creando unos desechos llamados chatarra. Finalmente esta se prensa en bloques que se vuelven a enviar a la fundición para ser reutilizados. Reduciendo el gasto en materias primas y en energía a la hora de fabricar otra vez el acero.

El acero galvanizado también se recicla. Primero se separa el zinc del acero, durante el proceso de fusión del acero, aprovechando que la temperatura de volatilización del zinc es inferior a la temperatura de fusión del acero. Este se volatiliza en forma de óxido y es capturado por los filtros de los hornos para ser recuperado, y posteriormente se recicla el acero. 

 

 

Barandillas