La estructura metálica en la construcción se elige porque se acortan considerablemente el plazo de obra y por tanto su coste económico con una gran resistencía al deterioro al ser de acero galvanizado.